Mié. Ago 4th, 2021

 , Alguna vez fue Simone Biles, figura indiscutida de la gimnasta artística mundial, la que sorprendió con sus revelaciones sobre abusos sexuales sufridos por parte del médico del equipo de Estados Unidos. Un caso estremecedor, como tantos otros en esta disciplina. En los últimos meses, el foco de atención de los escándalos se trasladó a los equipos británicos a partir de las denuncias públicas de Amy Tinkler, que consiguió la medalla de bronce en ejercicios de piso en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y que en julio pasado confesó “su retiro de la actividad” ante la falta de respuestas de la British Gymnastic por sus denuncias de maltrato. “Decidí retirarme en enero y no fue por una lesión como dijeron, sino por la falta de acción de quienes conducen este deporte ante las denuncias que hice”, dijo de manera tajante.

Por