Dom. Ago 1st, 2021

Cualquiera de las cuatro crisis que estamos viviendo -sanitaria, económica, política e institucional- sería capaz por sí sola de provocar un trastorno superlativo, que por desgracia salvo en el caso de la salud pública ya hemos sufrido. El problema es que ahora se retroalimentan unas a otras en un efecto de feed-back apocalíptico que multiplica su de por sí alarmante potencial dañino. Ese factor es el que explica que España encabece los índices europeos de impacto negativo del virus; otros países padecen similares dificultades para combatirlo y varios han cometido en materia de salud pública errores parecidos, pero el nuestro se destaca por su rara capacidad de perjudicarse a sí mismo con una mezcla de confrontación sectaria, incompetencia técnica, fragilidad… Ver Más,
Cualquiera de las cuatro crisis que estamos viviendo -sanitaria, económica, política e institucional- sería capaz por sí sola de provocar un trastorno superlativo, que por desgracia salvo en el caso de la salud pública ya hemos sufrido. El problema es que ahora se retroalimentan unas a otras en un efecto de feed-back apocalíptico que multiplica su de por sí alarmante potencial dañino. Ese factor es el que explica que España encabece los índices europeos de impacto negativo del virus; otros países padecen similares dificultades para combatirlo y varios han cometido en materia de salud pública errores parecidos, pero el nuestro se destaca por su rara capacidad de perjudicarse a sí mismo con una mezcla de confrontación sectaria, incompetencia técnica, fragilidad… Ver Más

Por