Jue. Mar 4th, 2021

Yo escribí en verano sobre el origen divino de un rey y que el deber de sus súbditos es respetarlo, obedecerlo y custodiarlo hasta que Dios le llame de vuelta a su regazo; y que todo lo demás son humillantes formas de afectación igualitaria, ensayos de la derrota, humanidad sin tensión y desparramada. Y los muros se vinieron abajo, me llamaron de todo, incluidos algunos monárquicos. Queréis a un rey funcionario, que haga la declaración de la renta, que dependa como todos del tráfico diario. Queréis a un rey al que podáis comprender, hecho a la medida de vuestras limitaciones mentales, mundanas, mortales y hasta democráticas. Luego un día el Gobierno le prohíbe ir a Barcelona y os extraña. Si… Ver Más,
Yo escribí en verano sobre el origen divino de un rey y que el deber de sus súbditos es respetarlo, obedecerlo y custodiarlo hasta que Dios le llame de vuelta a su regazo; y que todo lo demás son humillantes formas de afectación igualitaria, ensayos de la derrota, humanidad sin tensión y desparramada. Y los muros se vinieron abajo, me llamaron de todo, incluidos algunos monárquicos. Queréis a un rey funcionario, que haga la declaración de la renta, que dependa como todos del tráfico diario. Queréis a un rey al que podáis comprender, hecho a la medida de vuestras limitaciones mentales, mundanas, mortales y hasta democráticas. Luego un día el Gobierno le prohíbe ir a Barcelona y os extraña. Si… Ver Más

Por