Jue. Abr 15th, 2021

El Juzgado de Instrucción número 2 de Inca, en funciones de guardia, ha ordenado este sábado prisión provisional y sin fianza para Sebastián M., de 49 años de edad y nacionalidad española, como presunto
autor de la muerte a cuchilladas de un joven que el pasado jueves entró a robar en su finca
, ubicada en el municipio mallorquín de Inca. La juez atribuye al hombre un presunto delito de homicidio.

La magistrada ha decretado asimismo el ingreso en la cárcel de los tres compañeros de la víctima que junto con ella asaltaron también la citada propiedad, a la que habían accedido los cuatro para robar plantas de marihuana. El joven fallecido, de 33 años, y sus compañeros son también de nacionalidad española. Al parecer, todos ellos tenían antecedentes penales por delitos menores. La juez ha imputado ahora a los tres supuestos ladrones un presunto delito de robo con violencia o intimidación.

Cabe recordar que el suceso tuvo lugar el pasado jueves poco antes de las 20.00 horas, en una finca rural ubicada en el camino de Can Boqueta, en el extrarradio de Inca. Al parecer, los cuatro presuntos asaltantes llegaron al lugar en coche y poco después tres de ellos entraron en la casa, posiblemente creyendo que no habría nadie en las inmediaciones. El cuarto joven habría quedado en la entrada, vigilando los accesos. Su propósito era, como se ha indicado, sustraer plantas de marihuana cultivadas en el jardín de la vivienda.

Agresión mortal
Una vez ya dentro de la finca, los tres jóvenes citados fueron descubiertos por el responsable de la casa, iniciándose al parecer entonces un forcejeo. Instantes después, el hombre arrebató a uno de los intrusos el cuchillo que portaba, apuñalándole gravemente. Otro asaltante resultó herido de manera superficial en ese momento y el tercero consiguió huir junto con el que se había quedado en la entrada. Tras lo ocurrido, el propio dueño de la finca llamó al 112 informando de que había habido un incidente en su casa y de que había un joven herido. De inmediato, se desplazaron hasta el lugar agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Inca, así como efectivos sanitarios.

El joven apuñalado había conseguido salir a pie de la finca, pese a encontrarse muy malherido, pero finalmente se desplomó en la calle. Cuando llegaron los facultativos, el citado joven se encontraba en estado crítico y poco después entró en parada cardiorrespiratoria. A pesar de los esfuerzos de los facultativos para intentar reanimarle, falleció debido a la gravedad de las heridas recibidas.

Paralelamente, la Guardia Civil detuvo al propietario de la finca, como presunto autor de un delito de homicidio, y también arrestó al asaltante que había recibido heridas leves, que fue atendido de sus lesiones. Posteriormente, fue localizado y detenido al anochecer uno de los dos sospechosos que habían conseguido escapar inicialmente de la finca. El cuarto joven, que se encontraba en busca y captura, se entregó voluntariamente en las últimas horas y este sábado ha comparecido también ante la juez.

La Policía Judicial de la Guardia Civil se está ocupando de la investigación del caso. Por lo que respecta a la autopsia practicada ayer a la víctima, habría desvelado que recibió seis puñaladas y que murió a causa de una hemorragia masiva. En cuanto al arma homicida, debió de ser muy posiblemente un cuchillo, si bien no cabría descartar que pudiera haber sido también un pequeño machete.,
El Juzgado de Instrucción número 2 de Inca, en funciones de guardia, ha ordenado este sábado prisión provisional y sin fianza para Sebastián M., de 49 años de edad y nacionalidad española, como presunto
autor de la muerte a cuchilladas de un joven que el pasado jueves entró a robar en su finca
, ubicada en el municipio mallorquín de Inca. La juez atribuye al hombre un presunto delito de homicidio.

La magistrada ha decretado asimismo el ingreso en la cárcel de los tres compañeros de la víctima que junto con ella asaltaron también la citada propiedad, a la que habían accedido los cuatro para robar plantas de marihuana. El joven fallecido, de 33 años, y sus compañeros son también de nacionalidad española. Al parecer, todos ellos tenían antecedentes penales por delitos menores. La juez ha imputado ahora a los tres supuestos ladrones un presunto delito de robo con violencia o intimidación.

Cabe recordar que el suceso tuvo lugar el pasado jueves poco antes de las 20.00 horas, en una finca rural ubicada en el camino de Can Boqueta, en el extrarradio de Inca. Al parecer, los cuatro presuntos asaltantes llegaron al lugar en coche y poco después tres de ellos entraron en la casa, posiblemente creyendo que no habría nadie en las inmediaciones. El cuarto joven habría quedado en la entrada, vigilando los accesos. Su propósito era, como se ha indicado, sustraer plantas de marihuana cultivadas en el jardín de la vivienda.

Agresión mortal
Una vez ya dentro de la finca, los tres jóvenes citados fueron descubiertos por el responsable de la casa, iniciándose al parecer entonces un forcejeo. Instantes después, el hombre arrebató a uno de los intrusos el cuchillo que portaba, apuñalándole gravemente. Otro asaltante resultó herido de manera superficial en ese momento y el tercero consiguió huir junto con el que se había quedado en la entrada. Tras lo ocurrido, el propio dueño de la finca llamó al 112 informando de que había habido un incidente en su casa y de que había un joven herido. De inmediato, se desplazaron hasta el lugar agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Inca, así como efectivos sanitarios.

El joven apuñalado había conseguido salir a pie de la finca, pese a encontrarse muy malherido, pero finalmente se desplomó en la calle. Cuando llegaron los facultativos, el citado joven se encontraba en estado crítico y poco después entró en parada cardiorrespiratoria. A pesar de los esfuerzos de los facultativos para intentar reanimarle, falleció debido a la gravedad de las heridas recibidas.

Paralelamente, la Guardia Civil detuvo al propietario de la finca, como presunto autor de un delito de homicidio, y también arrestó al asaltante que había recibido heridas leves, que fue atendido de sus lesiones. Posteriormente, fue localizado y detenido al anochecer uno de los dos sospechosos que habían conseguido escapar inicialmente de la finca. El cuarto joven, que se encontraba en busca y captura, se entregó voluntariamente en las últimas horas y este sábado ha comparecido también ante la juez.

La Policía Judicial de la Guardia Civil se está ocupando de la investigación del caso. Por lo que respecta a la autopsia practicada ayer a la víctima, habría desvelado que recibió seis puñaladas y que murió a causa de una hemorragia masiva. En cuanto al arma homicida, debió de ser muy posiblemente un cuchillo, si bien no cabría descartar que pudiera haber sido también un pequeño machete.

Por