Mié. Ago 4th, 2021

El gobierno italiano prorrogará el estado de emergencia que decretó hasta el 15 de octubre. La medida no es todavía oficial, pero ya en la próxima semana el consejo de ministros muy probablemente examinará el decreto para prorrogar el estado de emergencia. Así lo señalan hoy diversos medios informativos. «La prórroga no es solo una hipótesis, se da prácticamente por hecha. Únicamente falta por saber si el gobierno se inclinará por una mini prórroga de pocas semanas, o por una más larga hasta el 15 de diciembre», afirma «Il Sole 24 Ore». Con el estado de emergencia, el gobierno puede adoptar decisiones con más rapidez, concentrando en pocas manos mucho poder; al primer ministro le da la facultad de adoptar medidas extraordinarias en casos de urgencia.

Aunque la situación de la pandemia en Italia no es alarmante como en países vecinos, algunos datos italianos son elocuentes: El 29 de julio, cuando fue adoptada la prórroga de dos meses y medio (hasta el 15 de octubre), había 386 contagios al día, ahora son 1800. Preocupa el aumento de las hospitalizaciones en los departamentos de Covid y en las UCI. En la jornada del viernes hubo 20 muertos y 1912 nuevos casos de contagios, informó el ministerio de Sanidad. Es la cifra más alta de infectados desde que acabó el confinamiento en el mes de mayo. Desde julio hasta hoy, los casos positivos de coronavirus se han casi cuadruplicado, según la Fundación Gimbe, organización independiente que analiza la política sanitaria.

Campania amenaza con «cierre total»
Preocupan algunas regiones. En Campania hay 5.147 contagiados (253 nuevos casos solo el viernes). Con la tendencia actual, se podría llegar a 15.000 contagiados en diciembre. Son datos que han alarmado al presidente regional, Vincenzo De Luca, que ayer amenazó con el cierre total en la región en un mensaje en video publicado en Facebook: «Los comportamientos registrados hasta ayer y aún hoy ya no son aceptables. No es posible salir a la calle y encontrar incluso a una persona sin mascarilla, ya no es posible, es un lujo que ya no podemos permitirnos. Si en 3 o 4 la curva de contagio, en lugar de estabilizarse o disminuir, empeora, cerraremos todo».

Obligación de mascarilla
Las regiones de Campania y Calabria han decidido el uso de la mascarilla durante todo el día al abierto, al igual que algunas ciudades como Génova. La normativa actual, a nivel nacional, prevé la obligación de la mascarilla en lugares cerrados abiertos al público, y al aire libre a partir de las 18 y hasta las 6 de la mañana en todos aquellos sitios donde es fácil formar reuniones de grupo, como es el caso de bares y locales de encuentro en la vida nocturna. El gobierno podría decidir que sea obligatoria la mascarilla al abierto durante toda la jornada, en caso de que la curva epidémica siga subiendo.

El profesor Massimo Galli, director de enfermedades infecciosas del hospital Sacco de Milán considera que «el equilibrio es frágil», aunque el duro confinamiento que sufrió Italia aún está sirviendo para proteger al país, con menos casos que en otros países: «El confinamiento que hemos vivido y sufrido, más riguroso que en otros países, ha limitado la circulación del virus en algunas partes de Italia. Varias regiones no han tenido nuevos casos durante cierto tiempo. Esa intervención radical nos brindó una especie de onda larga de protección, pero el equilibrio es frágil. Los números del contagio son todavía sostenibles·, declara el profesor Galli al Corriere.,
El gobierno italiano prorrogará el estado de emergencia que decretó hasta el 15 de octubre. La medida no es todavía oficial, pero ya en la próxima semana el consejo de ministros muy probablemente examinará el decreto para prorrogar el estado de emergencia. Así lo señalan hoy diversos medios informativos. «La prórroga no es solo una hipótesis, se da prácticamente por hecha. Únicamente falta por saber si el gobierno se inclinará por una mini prórroga de pocas semanas, o por una más larga hasta el 15 de diciembre», afirma «Il Sole 24 Ore». Con el estado de emergencia, el gobierno puede adoptar decisiones con más rapidez, concentrando en pocas manos mucho poder; al primer ministro le da la facultad de adoptar medidas extraordinarias en casos de urgencia.

Aunque la situación de la pandemia en Italia no es alarmante como en países vecinos, algunos datos italianos son elocuentes: El 29 de julio, cuando fue adoptada la prórroga de dos meses y medio (hasta el 15 de octubre), había 386 contagios al día, ahora son 1800. Preocupa el aumento de las hospitalizaciones en los departamentos de Covid y en las UCI. En la jornada del viernes hubo 20 muertos y 1912 nuevos casos de contagios, informó el ministerio de Sanidad. Es la cifra más alta de infectados desde que acabó el confinamiento en el mes de mayo. Desde julio hasta hoy, los casos positivos de coronavirus se han casi cuadruplicado, según la Fundación Gimbe, organización independiente que analiza la política sanitaria.

Campania amenaza con «cierre total»
Preocupan algunas regiones. En Campania hay 5.147 contagiados (253 nuevos casos solo el viernes). Con la tendencia actual, se podría llegar a 15.000 contagiados en diciembre. Son datos que han alarmado al presidente regional, Vincenzo De Luca, que ayer amenazó con el cierre total en la región en un mensaje en video publicado en Facebook: «Los comportamientos registrados hasta ayer y aún hoy ya no son aceptables. No es posible salir a la calle y encontrar incluso a una persona sin mascarilla, ya no es posible, es un lujo que ya no podemos permitirnos. Si en 3 o 4 la curva de contagio, en lugar de estabilizarse o disminuir, empeora, cerraremos todo».

Obligación de mascarilla
Las regiones de Campania y Calabria han decidido el uso de la mascarilla durante todo el día al abierto, al igual que algunas ciudades como Génova. La normativa actual, a nivel nacional, prevé la obligación de la mascarilla en lugares cerrados abiertos al público, y al aire libre a partir de las 18 y hasta las 6 de la mañana en todos aquellos sitios donde es fácil formar reuniones de grupo, como es el caso de bares y locales de encuentro en la vida nocturna. El gobierno podría decidir que sea obligatoria la mascarilla al abierto durante toda la jornada, en caso de que la curva epidémica siga subiendo.

El profesor Massimo Galli, director de enfermedades infecciosas del hospital Sacco de Milán considera que «el equilibrio es frágil», aunque el duro confinamiento que sufrió Italia aún está sirviendo para proteger al país, con menos casos que en otros países: «El confinamiento que hemos vivido y sufrido, más riguroso que en otros países, ha limitado la circulación del virus en algunas partes de Italia. Varias regiones no han tenido nuevos casos durante cierto tiempo. Esa intervención radical nos brindó una especie de onda larga de protección, pero el equilibrio es frágil. Los números del contagio son todavía sostenibles·, declara el profesor Galli al Corriere.

Por