Jue. Mar 4th, 2021

El periodista Javier Guayerbas Fernández (Talavera de la Reina, 1986) acaba de terminar el proyecto de todo un año. Se trata de La Virgen de Guadalupe (editorial Almuzara), su primer libro, en el que revisa y ordena lo relacionado con una de las devociones marianas más universales. Guayerbas, que ahora trabaja en el Ayuntamiento de Toledo, añade que el confinamiento «me ha venido bien para centrarme al cien por cien en el libro, darle forma y, sobre todo, hacer las correcciones».

Como periodista, me da la impresión de que este libro no deja de ser un reportaje muy largo.

Sí, sí. Cuando escribes un reportaje tratas de hacerle llegar al lector una historia con un lenguaje cercano, y eso es precisamente lo que he querido hacer. Huyo de tecnicismos, de un estilo más académico o serio, y aplicó ese estilo más periodístico. Creo que es un libro-guía que te puedes leer una vez que has visitado el real monasterio o incluso antes para que te hagas una idea. Aparte de la revisión bibliográfica de todo lo que se había escrito sobre la Virgen, he hecho una serie de entrevistas. Como, por ejemplo, al fraile que se encarga desde hace décadas de que el ajuar de la Virgen esté en perfecto estado de conservación y que, además, es el encargado de vestirla en un ritual íntimo, que nadie conoce y él me ha explicado.

¿Cuál es la principal dificultad que se ha encontrado y, a la vez, de qué está más orgulloso?

Estoy orgulloso de haber encontrado algunos datos inconexos, que no cuadraban, y haberlos dado solución. Por ejemplo, el trono de la Virgen se realizó en el año 1953 en un taller de Madrid. En su respaldo el trono lleva diferentes escenas de la vida de la Virgen en pequeños esmaltes y existe una descripción que nada tiene que ver, y lo que he hecho ha sido una descripción real. También he dado con el taller de Sevilla que realizó el paso de plata en el que la Virgen procesiona cada 8 de septiembre, y publico el contrato que firmaron los monjes franciscanos. Otro asunto importante son las diferentes restauraciones de la Virgen a lo largo del siglo XX, de las cuales he localizado sus informes y demuestro que la talla de madera ha tenido mínimas variaciones desde su concepción original hace muchos siglos. 

Hábleme de leyendas y realidades de la Virgen de Guadalupe.

El fenómeno de la leyenda lo encontramos en el 99,9 por ciento de grandes devociones marianas. La mayoría de estas surgen en la época medieval, cuando una mayoría de gente no sabía leer ni escribir y el arte jugaba un papel fundamental en esa evangelización del pueblo. La leyenda dice que la propia Virgen se aparece al pastor Gil Cordero en la sierra de las Villuercas y le pide que en ese punto edifique una ermita. La historia la podemos fijar con documentos en el siglo XIII, cuando se edifica la primera ermita y, en torno a ella, empieza a crecer el pueblo de Guadalupe. 

¿Por qué cree que el real monasterio no está tan explotado como otros sitios de España pese a su tremenda importancia histórica?

Quizá por su ubicación. Al municipio no se llega fácil. No hay una autovía o una conexión en tren, pero hay una carretera comarcal con un paraje maravilloso que merece la pena. Aún así, en los últimos diez años Guadalupe, ha asistido a una revolución como destino turístico. Ha habido diferentes campañas de promoción, ha sido designado uno de los pueblos más bonitos de España y Telecinco emitió desde allí las últimas campanadas.

También supongo que el libro puede ser una reivindicación de las tradiciones que hoy la dictadura de lo políticamente correcto califica como rancias y pasadas de moda.

Creo que hay muchísima gente joven que defiende y que ha nacido en torno a estas tradiciones, más allá de su creencia religiosa. La tradición está ligada a la familia, al sentimiento y, sobre todo, a la identidad de un pueblo. No está reñida con la vanguardia ni con una mente abierta. En nuestros pueblos hay numerosos grupos de folclore, de música y de costumbres que están recuperando la indumentaria tradicional y que llevan a cabo una labor científica, etnográfica vital para que no perdamos el norte y sepamos de dónde venimos.

¿Qué es para usted la fe y de qué manera le ayuda en estos tiempos?

Soy creyente, pero no tan practicante como debería. Estos meses, en los que no hemos podido celebrar procesiones o romerías, creo que nos han servido para recapacitar, para volver a encontrarnos con nosotros mismos y para darnos cuenta de que no es necesario tener a nuestro Cristo en la calle para sentir la fe desde nuestro interior. Lo más importante es vivir esa fe en familia, compartirla con tu entorno y no tener complejos.

Algunos dato clave

Sobre el libro: la Virgen de Guadalupe (editorial Almuzara) salió publicado el 28 de agosto. Es un reportaje largo que revisa y ordena todo lo relacionado con una de las devociones marianas más universales.

Sobre el autor: nacido en Talavera de la Reina y licenciado en Comunicación Audiovisual por la Complutense, ha trabajado en el diario La Tribuna y dirigido el programa Tradición de futuro en la radio regional, por el que ha sido premiado.

 ,
El periodista Javier Guayerbas Fernández (Talavera de la Reina, 1986) acaba de terminar el proyecto de todo un año. Se trata de La Virgen de Guadalupe (editorial Almuzara), su primer libro, en el que revisa y ordena lo relacionado con una de las devociones marianas más universales. Guayerbas, que ahora trabaja en el Ayuntamiento de Toledo, añade que el confinamiento «me ha venido bien para centrarme al cien por cien en el libro, darle forma y, sobre todo, hacer las correcciones».

Como periodista, me da la impresión de que este libro no deja de ser un reportaje muy largo.

Sí, sí. Cuando escribes un reportaje tratas de hacerle llegar al lector una historia con un lenguaje cercano, y eso es precisamente lo que he querido hacer. Huyo de tecnicismos, de un estilo más académico o serio, y aplicó ese estilo más periodístico. Creo que es un libro-guía que te puedes leer una vez que has visitado el real monasterio o incluso antes para que te hagas una idea. Aparte de la revisión bibliográfica de todo lo que se había escrito sobre la Virgen, he hecho una serie de entrevistas. Como, por ejemplo, al fraile que se encarga desde hace décadas de que el ajuar de la Virgen esté en perfecto estado de conservación y que, además, es el encargado de vestirla en un ritual íntimo, que nadie conoce y él me ha explicado.

¿Cuál es la principal dificultad que se ha encontrado y, a la vez, de qué está más orgulloso?

Estoy orgulloso de haber encontrado algunos datos inconexos, que no cuadraban, y haberlos dado solución. Por ejemplo, el trono de la Virgen se realizó en el año 1953 en un taller de Madrid. En su respaldo el trono lleva diferentes escenas de la vida de la Virgen en pequeños esmaltes y existe una descripción que nada tiene que ver, y lo que he hecho ha sido una descripción real. También he dado con el taller de Sevilla que realizó el paso de plata en el que la Virgen procesiona cada 8 de septiembre, y publico el contrato que firmaron los monjes franciscanos. Otro asunto importante son las diferentes restauraciones de la Virgen a lo largo del siglo XX, de las cuales he localizado sus informes y demuestro que la talla de madera ha tenido mínimas variaciones desde su concepción original hace muchos siglos. 

Hábleme de leyendas y realidades de la Virgen de Guadalupe.

El fenómeno de la leyenda lo encontramos en el 99,9 por ciento de grandes devociones marianas. La mayoría de estas surgen en la época medieval, cuando una mayoría de gente no sabía leer ni escribir y el arte jugaba un papel fundamental en esa evangelización del pueblo. La leyenda dice que la propia Virgen se aparece al pastor Gil Cordero en la sierra de las Villuercas y le pide que en ese punto edifique una ermita. La historia la podemos fijar con documentos en el siglo XIII, cuando se edifica la primera ermita y, en torno a ella, empieza a crecer el pueblo de Guadalupe. 

¿Por qué cree que el real monasterio no está tan explotado como otros sitios de España pese a su tremenda importancia histórica?

Quizá por su ubicación. Al municipio no se llega fácil. No hay una autovía o una conexión en tren, pero hay una carretera comarcal con un paraje maravilloso que merece la pena. Aún así, en los últimos diez años Guadalupe, ha asistido a una revolución como destino turístico. Ha habido diferentes campañas de promoción, ha sido designado uno de los pueblos más bonitos de España y Telecinco emitió desde allí las últimas campanadas.

También supongo que el libro puede ser una reivindicación de las tradiciones que hoy la dictadura de lo políticamente correcto califica como rancias y pasadas de moda.

Creo que hay muchísima gente joven que defiende y que ha nacido en torno a estas tradiciones, más allá de su creencia religiosa. La tradición está ligada a la familia, al sentimiento y, sobre todo, a la identidad de un pueblo. No está reñida con la vanguardia ni con una mente abierta. En nuestros pueblos hay numerosos grupos de folclore, de música y de costumbres que están recuperando la indumentaria tradicional y que llevan a cabo una labor científica, etnográfica vital para que no perdamos el norte y sepamos de dónde venimos.

¿Qué es para usted la fe y de qué manera le ayuda en estos tiempos?

Soy creyente, pero no tan practicante como debería. Estos meses, en los que no hemos podido celebrar procesiones o romerías, creo que nos han servido para recapacitar, para volver a encontrarnos con nosotros mismos y para darnos cuenta de que no es necesario tener a nuestro Cristo en la calle para sentir la fe desde nuestro interior. Lo más importante es vivir esa fe en familia, compartirla con tu entorno y no tener complejos.

Algunos dato clave

Sobre el libro: la Virgen de Guadalupe (editorial Almuzara) salió publicado el 28 de agosto. Es un reportaje largo que revisa y ordena todo lo relacionado con una de las devociones marianas más universales.

Sobre el autor: nacido en Talavera de la Reina y licenciado en Comunicación Audiovisual por la Complutense, ha trabajado en el diario La Tribuna y dirigido el programa Tradición de futuro en la radio regional, por el que ha sido premiado.

 

Por