Jue. Feb 25th, 2021

El presidente de Aragón, Javier Lambán, se ha convertido en el primer dirigente socialista en defender al Rey tras el veto por parte del Gobierno a su presencia en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona y los mensajes contra el jefe del Estado emitidos por varios miembros del Ejecutivo, como Pablo Iglesias o Alberto Garzón.

«Sin entrar en polémicas concretas sobre las que tengo mi propia opinión, manifiesto mi apoyo total a la Constitución de 1978 y, en consecuencia, a su expresión máxima, el Rey Don Felipe VI», ha asegurado Lambán en Twitter. «Desestabilizar la monarquía constitucional es desestabilizar irresponsablemente la Constitución», ha añadido.<blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”es” dir=”ltr”>Sin entrar en polémicas concretas sobre las que tengo mi propia opinión, manifiesto mi apoyo total a la <a href=”https://twitter.com/hashtag/Constituci%C3%B3n78?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#Constitución78</a> y, en consecuencia, a su expresión máxima, el Rey <a href=”https://twitter.com/hashtag/DonFelipeVI?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#DonFelipeVI</a>. Desestabilizar la monarquía constitucional es desestabilizar irresponsablemente la Constitución</p>&mdash; Javier Lambán (@JLambanM) <a href=”https://twitter.com/JLambanM/status/1309534614655041537?ref_src=twsrc%5Etfw”>September 25, 2020</a></blockquote>
<script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script>

Este viernes, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha acusado directamente a Don Felipe de maniobrar contra el Gobierno e incumplir la Constitución. «La posición de una Monarquía hereditaria que maniobra contra el Gobierno democráticamente elegido, incumpliendo de ese modo la Constitución que impone su neutralidad, mientras es aplaudida por la extrema derecha es sencillamente insostenible», ha asegurado en Twitter.

Por su parte, Iglesias, vicepresidente segundo y líder de Podemos, ha reclamado «respeto institucional» enarbolando la Constitución y ha reclamado «neutralidad política» a la jefatura del Estado.,
El presidente de Aragón, Javier Lambán, se ha convertido en el primer dirigente socialista en defender al Rey tras el veto por parte del Gobierno a su presencia en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona y los mensajes contra el jefe del Estado emitidos por varios miembros del Ejecutivo, como Pablo Iglesias o Alberto Garzón.

«Sin entrar en polémicas concretas sobre las que tengo mi propia opinión, manifiesto mi apoyo total a la Constitución de 1978 y, en consecuencia, a su expresión máxima, el Rey Don Felipe VI», ha asegurado Lambán en Twitter. «Desestabilizar la monarquía constitucional es desestabilizar irresponsablemente la Constitución», ha añadido.<blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”es” dir=”ltr”>Sin entrar en polémicas concretas sobre las que tengo mi propia opinión, manifiesto mi apoyo total a la <a href=”https://twitter.com/hashtag/Constituci%C3%B3n78?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#Constitución78</a> y, en consecuencia, a su expresión máxima, el Rey <a href=”https://twitter.com/hashtag/DonFelipeVI?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#DonFelipeVI</a>. Desestabilizar la monarquía constitucional es desestabilizar irresponsablemente la Constitución</p>&mdash; Javier Lambán (@JLambanM) <a href=”https://twitter.com/JLambanM/status/1309534614655041537?ref_src=twsrc%5Etfw”>September 25, 2020</a></blockquote>
<script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script>

Este viernes, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha acusado directamente a Don Felipe de maniobrar contra el Gobierno e incumplir la Constitución. «La posición de una Monarquía hereditaria que maniobra contra el Gobierno democráticamente elegido, incumpliendo de ese modo la Constitución que impone su neutralidad, mientras es aplaudida por la extrema derecha es sencillamente insostenible», ha asegurado en Twitter.

Por su parte, Iglesias, vicepresidente segundo y líder de Podemos, ha reclamado «respeto institucional» enarbolando la Constitución y ha reclamado «neutralidad política» a la jefatura del Estado.

Por