Sáb. May 8th, 2021

Hace unas madrugadas, una de esas en las que Morfeo es vencido por la excitante actividad neuronal, decidí vencer el impulso de adelantar el comienzo de un nuevo día distrayendo mi mente a través de las ondas en busca de una nueva oportunidad, pero el remedio me condujo hacia este derrotero.

Opino que el humor es un signo claro de inteligencia y sobreviniendo en una disertación del cómico Ignatius Farray sobre la verdad, empecé a reflexionar sobre su argumentario, rodeado de un ingenio “underground”, del cual no podía estar más de acuerdo.

La comunicación lleva unos derroteros que poco se acercan al virtuosismo deseado, descendiendo de manera desmedida, arrastrado por el mercantilismo, hacia elaborados textos de entretenimiento para las masas, plagados de… Ver Más, Hace unas madrugadas, una de esas en las que Morfeo es vencido por la excitante actividad neuronal, decidí vencer el impulso de adelantar el comienzo de un nuevo día distrayendo mi mente a través de las ondas en busca de una nueva oportunidad, pero el remedio me condujo hacia este derrotero.

Opino que el humor es un signo claro de inteligencia y sobreviniendo en una disertación del cómico Ignatius Farray sobre la verdad, empecé a reflexionar sobre su argumentario, rodeado de un ingenio “underground”, del cual no podía estar más de acuerdo.

La comunicación lleva unos derroteros que poco se acercan al virtuosismo deseado, descendiendo de manera desmedida, arrastrado por el mercantilismo, hacia elaborados textos de entretenimiento para las masas, plagados de… Ver Más

Por