Mié. May 5th, 2021

Se suele decir que un grupo de música es como un matrimonio, con sus cosas buenas, sus cosas malas y por supuesto, sus divorcios. Y en esto último, el pop nacional tiene un largo historial de separaciones por las malas. La nueva polémica entre Amaia Montero y La Oreja de Van Gogh, que vuelve a poner en evidencia que acabaron a la gresca, es solo un recordatorio de los muchísimos casos parecidos que ha vivido la música popular española en las últimas décadas.,
Se suele decir que un grupo de música es como un matrimonio, con sus cosas buenas, sus cosas malas y por supuesto, sus divorcios. Y en esto último, el pop nacional tiene un largo historial de separaciones por las malas. La nueva polémica entre Amaia Montero y La Oreja de Van Gogh, que vuelve a poner en evidencia que acabaron a la gresca, es solo un recordatorio de los muchísimos casos parecidos que ha vivido la música popular española en las últimas décadas.

Por