Vie. Mar 5th, 2021

 , Reescribe la historia y lo hace cuando, incluso, se trata de modificar su propia historia. Mueve una ficha de su tablero de vida deportiva y se agitan los cimientos de la competencia que domina el mundo básquetbol. Acumula récords, aniquila mitos, se sienta a la mesa de las leyendas. LeBron James vuelve a la lucha por un anillo, con la camiseta de Los Angeles Lakers, que eliminó por 4-1 a Denver Nuggets. Pero lo que impresiona es que él transformó en algo natural una situación extraordinaria: es la décima final que va a disputar, una marca de dos dígitos que apenas pudieron conseguir dioses como Bill Russell (llegó a 12) Sam Jones (11) y Kareem Abdul Jabbar (10).

Por