Lun. Jun 14th, 2021

 , NUEVA YORK.- La temperatura cae y han guardado las sombrillas hasta el próximo verano. Pero muchos neoyorquinos adinerados, atemorizados por la pandemia de coronavirus y el alza del crimen, han optado por quedarse en sus casas de veraneo en los Hamptons, un balneario a dos horas de automóvil de la metrópolis estadounidense.

Por