Lun. Jun 14th, 2021

 , La Argentina es un país con demasiadas anomalías, pero la más grave de todas es el papel que juega Cristina dentro del Gobierno, en el Senado, las instituciones y el país. No estamos diciendo que no ganó en octubre del año pasado, en elecciones libres. Decimos, porque ya es obvio, que ese triunfo es hijo del oportunismo político. Que fue muy efectivo para ganar y volver al poder, pero que está siendo cada vez más dañino para la democracia.Cristina es tóxica, está fuera de tiempo. Pero dentro del Frente de Todos nadie la puede parar. Este fin de semana se levantó con la idea de dar un golpe a la Corte Suprema de Justicia. Primero se lo encargó a Vanesa Siley, una diputada que no tiene la menor idea de dónde está parada. Ella pretendió iniciarle un juicio político al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, solo porque considera que falló mal en la ley del 2 x 1.

Por