Sáb. May 8th, 2021

 , Los agujeros negros, esos abismos en el cosmos en cuyo interior las leyes de la física se desvanecen, son uno de los temas más atractivos de la ciencia actual. En un principio relegados a una especulación teórica de la que hasta el propio Einstein descreyó, se suman las pruebas de su existencia. Hace cinco años se registraron por primera vez ondas gravitacionales producidas por la colisión de dos de estas bestias cósmicas, y el año pasado se obtuvo la primera imagen de uno de ellos, tres millones de veces mayor que la Tierra.

Por