Mié. Mar 3rd, 2021

Elegante y práctico, progresivo y deportivo. Así se podrían resumir las características principales del nuevo Audi Q5 Sportback, el tercer crossover de la marca de los cuatro aros que se lanzará globalmente durante la primera mitad de 2021.

Con una poderosa presencia, este SUV de Audi no pasa desapercibido. La parrilla Singleframe está flanqueada por grandes entradas de aire. Los faros, con su distintiva firma lumínica en las luces diurnas, cuentan con tecnología LED de serie, o Matrix LED de forma opcional. La línea de hombros, con un trazo continuo y elegante, enfatiza los pasos de rueda y, de esta forma, también pone de relieve la presencia de la tracción quattro.

Los faldones laterales de las puertas otorgan al crossover una imagen de estabilidad y robustez. La superficie que forma la zona acristalada en los laterales de la carrocería presenta un diseño descendente en el que la tercera ventanilla se estrecha claramente hacia la parte posterior. Y la fuerte inclinación de la luneta y el diseño del paragolpes trasero contribuyen a la apariencia dinámica y poderosa del Q5 Sportback.

Audi ofrece la opción de luces traseras con la innovadora tecnología OLED digital. Cada faro cuenta con tres diodos orgánicos emisores de luz, cada uno de los cuales está dividido en seis segmentos. Los elementos OLED de color rojo ofrecen una luz homogénea, pero la segmentación permite controlarlos de forma individual y, por lo tanto, utilizar una expresión lumínica diferente.

Audi ofrece el nuevo crossover con las líneas exteriores advanced y S line, que presentan diferencias en la parrilla Singleframe, en las entradas de aire laterales y, especialmente, en el paragolpes trasero. Hay 12 colores para la carrocería y múltiples elementos de personalización, incluyendo el paquete de estilo negro y acabados de pintura completos y de contraste.

En lo que se refiere al interior, éste transmite sensación de amplitud y fluidez. La línea de acabado interior S line le otorga un aspecto aún más deportivo. El paquete de iluminación ambiental utiliza efectos específicos para mostrar la alta calidad de fabricación de Audi dentro del habitáculo. Pero si destaca por algo es por la capacidad del maletero, de 510 litros, que aumenta hasta los 1.480 litros con los asientos traseros plegados, aprovechando el espacio hasta el techo.

Audi también ofrece en el nuevo modelo de la familia Q5 la banqueta trasera plus, que cuenta con regulación longitudinal de distancia para las piernas de los pasajeros y con respaldos ajustables en inclinación. Si es necesario, puede adelantarse para aumentar la capacidad de carga del maletero hasta 60 litros, alcanzando así un total de 570 litros. Asimismo, el portón trasero cuenta de serie con accionamiento eléctrico. En combinación con la llave de confort opcional se puede abrir con un simple gesto del pie, algo muy útil cuando, por ejemplo, se tienen las manos ocupadas.

Dos motores gasolina, y dos diésel
En el momento de su lanzamiento, el Q5 Sportback llegará al mercado europeo con un potente motor turbodiésel de 2 litros y cuatro cilindros, que rinde 204 CV y un par máximo de 400 Nm. Este bloque se combinará con una transmisión S tronic de doble embrague con siete velocidades y con la tecnología quattro ultra. Combinado con el sistema Mild Hybrid (MHEV), contribuye a mejorar la eficiencia; y al frenar, el alternador de arranque accionado por correa recupera energía y la almacena en una batería de iones de litio.

Tras el lanzamiento del Q5 Sportback se añadirán a la gama nuevos motores: una versión más del TDI de cuatro cilindros y dos TFSI de 2 litros y cuatro cilindros. Como el exitoso Q5, la versión Sportback también contará con propulsión híbrida enchufable TFSIe en dos variantes de potencia. También la gama se completará con el SQ5 Sportback.

Digital e intuitivo
Para los controles, las pantallas y el sistema de infotainment, el Q5 Sportback utiliza la misma tecnología que el actualizado Q5: la tercera generación de la Plataforma Modular de Infotainment (MIB 3). En las versiones más altas de la gama se incluye de serie la instrumentación Audi virtual cockpit plus con pantalla de 31,2 cm (12,3 pulgadas) y el head-up display. El volante multifunción plus permite el manejo de las funciones más importantes de forma segura y sencilla.

Concretamente, el MMI Navegación plus incluye un display táctil de 25,5 cm (10,1 pulgadas), con pantalla de inicio personalizable. El sistema de control por voz con reconocimiento de lenguaje natural utiliza los datos almacenados en la nube y puede activarse pulsando un botón en el volante o diciendo «Hey Audi». De hecho, muchos de los ajustes del vehículo se pueden memorizar en los perfiles de usuario individuales y almacenarse online en el portal myAudi.

Pero si algo resultará verdaderamente útil para el uso cotidiano en este modelo, es la denominada inteligencia de la flota conectada de Audi. Es decir, las alertas locales advierten al conductor de la presencia de vehículos averiados en la calzada, accidentes, finalización de atascos, situaciones de baja adherencia en la carretera o presencia de niebla. Incluso el sistema de estacionamiento en la calle indica la probabilidad de encontrar una plaza libre gratuita para aparcar el vehículo y proporciona información adicional, como las tarifas o las restricciones para residentes.

Por último, el Audi Q5 Sportback está equipado con numerosos sistemas de asistencia al conductor, organizados en dos paquetes de asistentes, denominados City y Tour. El primero de ellos, enfocado a mejorar la experiencia del conductor en recorridos cortos y urbanos; y el segundo, más orientado a dar soporte en viajes o trayectos más largos, en los que se circula a mayor velocidad.

En el paquete de asistentes Tour encontramos, por ejemplo, el control de crucero adaptativo, que puede hacerse cargo de la aceleración, la frenada y el mantenimiento del vehículo en el carril durante muchas situaciones. El conductor solo tiene que tocar el volante capacitivo para mantener el guiado lateral. Un segundo sistema de alta tecnología es el asistente predictivo de eficiencia. Ayuda al conductor a conducir de forma eficaz evaluando los datos de la ruta del navegador y el sistema de reconocimiento de señales mediante cámaras de vídeo. Este sistema muestra todo su potencial cuando se combina con el asistente de crucero adaptativo, ajustando de forma automática la velocidad a la ruta y a la situación del tráfico.,
Elegante y práctico, progresivo y deportivo. Así se podrían resumir las características principales del nuevo Audi Q5 Sportback, el tercer crossover de la marca de los cuatro aros que se lanzará globalmente durante la primera mitad de 2021.

Con una poderosa presencia, este SUV de Audi no pasa desapercibido. La parrilla Singleframe está flanqueada por grandes entradas de aire. Los faros, con su distintiva firma lumínica en las luces diurnas, cuentan con tecnología LED de serie, o Matrix LED de forma opcional. La línea de hombros, con un trazo continuo y elegante, enfatiza los pasos de rueda y, de esta forma, también pone de relieve la presencia de la tracción quattro.

Los faldones laterales de las puertas otorgan al crossover una imagen de estabilidad y robustez. La superficie que forma la zona acristalada en los laterales de la carrocería presenta un diseño descendente en el que la tercera ventanilla se estrecha claramente hacia la parte posterior. Y la fuerte inclinación de la luneta y el diseño del paragolpes trasero contribuyen a la apariencia dinámica y poderosa del Q5 Sportback.

Audi ofrece la opción de luces traseras con la innovadora tecnología OLED digital. Cada faro cuenta con tres diodos orgánicos emisores de luz, cada uno de los cuales está dividido en seis segmentos. Los elementos OLED de color rojo ofrecen una luz homogénea, pero la segmentación permite controlarlos de forma individual y, por lo tanto, utilizar una expresión lumínica diferente.

Audi ofrece el nuevo crossover con las líneas exteriores advanced y S line, que presentan diferencias en la parrilla Singleframe, en las entradas de aire laterales y, especialmente, en el paragolpes trasero. Hay 12 colores para la carrocería y múltiples elementos de personalización, incluyendo el paquete de estilo negro y acabados de pintura completos y de contraste.

En lo que se refiere al interior, éste transmite sensación de amplitud y fluidez. La línea de acabado interior S line le otorga un aspecto aún más deportivo. El paquete de iluminación ambiental utiliza efectos específicos para mostrar la alta calidad de fabricación de Audi dentro del habitáculo. Pero si destaca por algo es por la capacidad del maletero, de 510 litros, que aumenta hasta los 1.480 litros con los asientos traseros plegados, aprovechando el espacio hasta el techo.

Audi también ofrece en el nuevo modelo de la familia Q5 la banqueta trasera plus, que cuenta con regulación longitudinal de distancia para las piernas de los pasajeros y con respaldos ajustables en inclinación. Si es necesario, puede adelantarse para aumentar la capacidad de carga del maletero hasta 60 litros, alcanzando así un total de 570 litros. Asimismo, el portón trasero cuenta de serie con accionamiento eléctrico. En combinación con la llave de confort opcional se puede abrir con un simple gesto del pie, algo muy útil cuando, por ejemplo, se tienen las manos ocupadas.

Dos motores gasolina, y dos diésel
En el momento de su lanzamiento, el Q5 Sportback llegará al mercado europeo con un potente motor turbodiésel de 2 litros y cuatro cilindros, que rinde 204 CV y un par máximo de 400 Nm. Este bloque se combinará con una transmisión S tronic de doble embrague con siete velocidades y con la tecnología quattro ultra. Combinado con el sistema Mild Hybrid (MHEV), contribuye a mejorar la eficiencia; y al frenar, el alternador de arranque accionado por correa recupera energía y la almacena en una batería de iones de litio.

Tras el lanzamiento del Q5 Sportback se añadirán a la gama nuevos motores: una versión más del TDI de cuatro cilindros y dos TFSI de 2 litros y cuatro cilindros. Como el exitoso Q5, la versión Sportback también contará con propulsión híbrida enchufable TFSIe en dos variantes de potencia. También la gama se completará con el SQ5 Sportback.

Digital e intuitivo
Para los controles, las pantallas y el sistema de infotainment, el Q5 Sportback utiliza la misma tecnología que el actualizado Q5: la tercera generación de la Plataforma Modular de Infotainment (MIB 3). En las versiones más altas de la gama se incluye de serie la instrumentación Audi virtual cockpit plus con pantalla de 31,2 cm (12,3 pulgadas) y el head-up display. El volante multifunción plus permite el manejo de las funciones más importantes de forma segura y sencilla.

Concretamente, el MMI Navegación plus incluye un display táctil de 25,5 cm (10,1 pulgadas), con pantalla de inicio personalizable. El sistema de control por voz con reconocimiento de lenguaje natural utiliza los datos almacenados en la nube y puede activarse pulsando un botón en el volante o diciendo «Hey Audi». De hecho, muchos de los ajustes del vehículo se pueden memorizar en los perfiles de usuario individuales y almacenarse online en el portal myAudi.

Pero si algo resultará verdaderamente útil para el uso cotidiano en este modelo, es la denominada inteligencia de la flota conectada de Audi. Es decir, las alertas locales advierten al conductor de la presencia de vehículos averiados en la calzada, accidentes, finalización de atascos, situaciones de baja adherencia en la carretera o presencia de niebla. Incluso el sistema de estacionamiento en la calle indica la probabilidad de encontrar una plaza libre gratuita para aparcar el vehículo y proporciona información adicional, como las tarifas o las restricciones para residentes.

Por último, el Audi Q5 Sportback está equipado con numerosos sistemas de asistencia al conductor, organizados en dos paquetes de asistentes, denominados City y Tour. El primero de ellos, enfocado a mejorar la experiencia del conductor en recorridos cortos y urbanos; y el segundo, más orientado a dar soporte en viajes o trayectos más largos, en los que se circula a mayor velocidad.

En el paquete de asistentes Tour encontramos, por ejemplo, el control de crucero adaptativo, que puede hacerse cargo de la aceleración, la frenada y el mantenimiento del vehículo en el carril durante muchas situaciones. El conductor solo tiene que tocar el volante capacitivo para mantener el guiado lateral. Un segundo sistema de alta tecnología es el asistente predictivo de eficiencia. Ayuda al conductor a conducir de forma eficaz evaluando los datos de la ruta del navegador y el sistema de reconocimiento de señales mediante cámaras de vídeo. Este sistema muestra todo su potencial cuando se combina con el asistente de crucero adaptativo, ajustando de forma automática la velocidad a la ruta y a la situación del tráfico.

Por