Lun. Jun 21st, 2021

Es fácil poner(se) excusas para no comer bien: la falta de tiempo para ir a comprar, la falta de tiempo para cocinar o incluso una autodenominada «mala mano» para la cocina. Por ello muchas veces terminamos en lo fácil, platos ya preparados, menús en los que casi siempre comemos lo mismo y en una elección de alimentos que no es tan saludables como debería.

Pero, aunque es mucho más atractivo comer una pizza ya preparada tras una jornada agotadora, hay opciones igual de fáciles e infinitamente más beneficiosas para nuestra dieta. Una de las mayores «lagunas» de nuestra alimentación diaria es la escasez de verduras. Sí, no es fácil ir todos los días a comprar verduras frescas, pero hay una… Ver Más,
Es fácil poner(se) excusas para no comer bien: la falta de tiempo para ir a comprar, la falta de tiempo para cocinar o incluso una autodenominada «mala mano» para la cocina. Por ello muchas veces terminamos en lo fácil, platos ya preparados, menús en los que casi siempre comemos lo mismo y en una elección de alimentos que no es tan saludables como debería.

Pero, aunque es mucho más atractivo comer una pizza ya preparada tras una jornada agotadora, hay opciones igual de fáciles e infinitamente más beneficiosas para nuestra dieta. Una de las mayores «lagunas» de nuestra alimentación diaria es la escasez de verduras. Sí, no es fácil ir todos los días a comprar verduras frescas, pero hay una… Ver Más

Por