Dom. Ago 1st, 2021

 , Es nuestra esencia. La historia del tenis argentino esta tapizada de transpiración, talento y polvo de ladrillo. Zapatillas, medias, raquetas y pelotas manchadas por la superficie más maravillosa, la que recorre cada rincón de nuestro país. No hay vueltas que darle: la arcilla es parte de nuestra sangre. El saque y la volea pertenece a otra época y, sobre todo, a otros artistas: los hombres y mujeres que nacen en el fin del mundo, prefieren la tierra batida. Y Roland Garros siempre fue el destino elegido. París era una fiesta para los argentinos.

Por