Lun. Abr 19th, 2021

Se llaman Sony Bravia XR, llegarán a las tiendas a partir de este mismo mes de marzo y son los primeros televisores del mundo equipados con un sistema de inteligencia cognitiva, que es capaz de procesar las imágenes de una forma totalmente nueva y que, según Sony, va más allá de la IA convencional de otros televisores. De hecho, el nuevo procesador XR está diseñado para imitar la forma en que los seres humanos ven y oyen.

Al observar los objetos que nos rodean, los humanos nos centramos inconscientemente en ciertos puntos. Y el procesador cognitivo XR hace lo mismo, dividiendo la pantalla en un gran número de zonas para determinar dónde se encuentra exactamente el centro de atención de la imagen. De este modo, y a diferencia de la IA convencional, que solo detecta y analiza de forma individual elementos como el color, el contraste o los detalles, el nuevo procesador cognitivo de Sony puede analizar distintos elementos al mismo tiempo, lo mismo que hace nuestro cerebro. De este modo, todos esos elementos se ajustan y sincronizan entre sí para obtener el mejor resultado final, mostrando escenas más realistas y en las que los puntos principales de atención parecen destacar sobre el fondo.

Al mismo tiempo, el procesador XR analiza también la posición del sonido, para que coincida exactamente con lo que se muestra en pantalla. Se trata de una mejora sobre el sistema de audio de Sony, que consigue que el sonido salga de la propia pantalla. En este caso, el procesador convierte cualquier sonido en sonido surround 3D, con el resultado de un ‘paisaje sonoro’ totalmente inmersivo. Para lograrlo, el procesador analiza y una cantidad de datos sin precedentes hasta ahora y optimiza de forma inteligente cada píxel, fotograma y escena para conseguir la imagen y el sonido más realistas conseguidas hasta ahora.

Nuevas tecnologías XR
Para aprovechar al máximo el procesador, Sony incluye en esta familia toda una serie de nuevas tecnologías, que bajo el paraguas de XR se ocupan de los colores, el sonido, el contraste o el escalado.

De este modo, los nuevos televisores de Sony, ya sean con pantallas LED u OLED, llegan ‘vitaminados’ con tecnologías como XR OLED Contrast, capaz de ajustar en los paneles OLED los brillos más extremos y los negros más profundos, o XR Triluminos Pro, cuya paleta de colores ha crecido para ofrecer imágenes cada vez más parecidas a la vida real.

El sistema de escalado XR 4K Upscaling permite, por su parte, mejorar cualquier clase de señal de entrada. Si por ejemplo el televisor recibe una señal 2K, la mejorará automáticamente hasta prácticamente alcanzar los 4K. En el caso de los modelos en 8K, como el X9J, y al no haber aún contenidos en esa resolución, el escalado que puede hacer el procesador resulta fundamental a la hora de ver contenidos de calidad.

Por último, XR Motion Clarity está específicamente diseñada para controlar las imágenes en movimiento y conseguir que no se desenfoquen en las escenas que transcurren a gran velocidad.

Contenidos ‘made in Sony’
Todos los nuevos televisores, además, incluyen el servicio BRAVIA CORE, desde donde será posible acceder a los diversos contenidos de Sony Pictures, Sony Music o PlayStation. Se trata, pues, de una plataforma de entretenimiento que reúne todo lo que Sony puede ofrecer, desde un catálogo de más de 100 películas en calidad Blue Ray a contenidos IMAX.

Los nuevos Bravia XR llegan precargados con el nuevo sistema operativo Google TV, que va aprendiendo de nuestros gustos y puede hacernos recomendaciones personalizadas que aparecen en la pantalla principal, sin necesidad de tener que abrir una por una las aplicaciones a las que estamos suscritos. Sony es la primera marca en incorporar Google TV.

Por supuesto, los televisores pueden controlarse con Google Assistant, aunque también es posible hacerlo a través de Alexa. Disponen de Dolby Vision y Dolby Atmos y cuentan con el sistema Acoustic Surface Audio+, que posiciona el sonido exactamente en el mismo lugar de la pantalla donde se encuentra el objeto que lo produjo.

En su gama OLED, los nuevos televisores estarán disponibles inicialmente en 65 y 55 pulgadas, aunque más adelante llegarán modelos de 83 pulgadas. La pantalla, OLED. Sony aún no ha comunicado los precios.,
Se llaman Sony Bravia XR, llegarán a las tiendas a partir de este mismo mes de marzo y son los primeros televisores del mundo equipados con un sistema de inteligencia cognitiva, que es capaz de procesar las imágenes de una forma totalmente nueva y que, según Sony, va más allá de la IA convencional de otros televisores. De hecho, el nuevo procesador XR está diseñado para imitar la forma en que los seres humanos ven y oyen.

Al observar los objetos que nos rodean, los humanos nos centramos inconscientemente en ciertos puntos. Y el procesador cognitivo XR hace lo mismo, dividiendo la pantalla en un gran número de zonas para determinar dónde se encuentra exactamente el centro de atención de la imagen. De este modo, y a diferencia de la IA convencional, que solo detecta y analiza de forma individual elementos como el color, el contraste o los detalles, el nuevo procesador cognitivo de Sony puede analizar distintos elementos al mismo tiempo, lo mismo que hace nuestro cerebro. De este modo, todos esos elementos se ajustan y sincronizan entre sí para obtener el mejor resultado final, mostrando escenas más realistas y en las que los puntos principales de atención parecen destacar sobre el fondo.

Al mismo tiempo, el procesador XR analiza también la posición del sonido, para que coincida exactamente con lo que se muestra en pantalla. Se trata de una mejora sobre el sistema de audio de Sony, que consigue que el sonido salga de la propia pantalla. En este caso, el procesador convierte cualquier sonido en sonido surround 3D, con el resultado de un ‘paisaje sonoro’ totalmente inmersivo. Para lograrlo, el procesador analiza y una cantidad de datos sin precedentes hasta ahora y optimiza de forma inteligente cada píxel, fotograma y escena para conseguir la imagen y el sonido más realistas conseguidas hasta ahora.

Nuevas tecnologías XR
Para aprovechar al máximo el procesador, Sony incluye en esta familia toda una serie de nuevas tecnologías, que bajo el paraguas de XR se ocupan de los colores, el sonido, el contraste o el escalado.

De este modo, los nuevos televisores de Sony, ya sean con pantallas LED u OLED, llegan ‘vitaminados’ con tecnologías como XR OLED Contrast, capaz de ajustar en los paneles OLED los brillos más extremos y los negros más profundos, o XR Triluminos Pro, cuya paleta de colores ha crecido para ofrecer imágenes cada vez más parecidas a la vida real.

El sistema de escalado XR 4K Upscaling permite, por su parte, mejorar cualquier clase de señal de entrada. Si por ejemplo el televisor recibe una señal 2K, la mejorará automáticamente hasta prácticamente alcanzar los 4K. En el caso de los modelos en 8K, como el X9J, y al no haber aún contenidos en esa resolución, el escalado que puede hacer el procesador resulta fundamental a la hora de ver contenidos de calidad.

Por último, XR Motion Clarity está específicamente diseñada para controlar las imágenes en movimiento y conseguir que no se desenfoquen en las escenas que transcurren a gran velocidad.

Contenidos ‘made in Sony’
Todos los nuevos televisores, además, incluyen el servicio BRAVIA CORE, desde donde será posible acceder a los diversos contenidos de Sony Pictures, Sony Music o PlayStation. Se trata, pues, de una plataforma de entretenimiento que reúne todo lo que Sony puede ofrecer, desde un catálogo de más de 100 películas en calidad Blue Ray a contenidos IMAX.

Los nuevos Bravia XR llegan precargados con el nuevo sistema operativo Google TV, que va aprendiendo de nuestros gustos y puede hacernos recomendaciones personalizadas que aparecen en la pantalla principal, sin necesidad de tener que abrir una por una las aplicaciones a las que estamos suscritos. Sony es la primera marca en incorporar Google TV.

Por supuesto, los televisores pueden controlarse con Google Assistant, aunque también es posible hacerlo a través de Alexa. Disponen de Dolby Vision y Dolby Atmos y cuentan con el sistema Acoustic Surface Audio+, que posiciona el sonido exactamente en el mismo lugar de la pantalla donde se encuentra el objeto que lo produjo.

En su gama OLED, los nuevos televisores estarán disponibles inicialmente en 65 y 55 pulgadas, aunque más adelante llegarán modelos de 83 pulgadas. La pantalla, OLED. Sony aún no ha comunicado los precios.

Por