Lun. Jun 14th, 2021

 , El 30 de enero pasado, Alma cumplió 100 años. Antes de que estallara la pandemia de coronavirus tuvo dos festejos íntimos, con su familia y una amiga. Una de las celebraciones fue en su departamento de Recoleta y el otro, en un restaurante de Puerto Madero. Viuda, vivía sola, al cuidado de una enfermera, pareja del encargado del edificio. Pocos meses después, el mal se abatió sobre ella. En junio fue internada en un sanatorio privado de Palermo, con Covid-19. Cuando le dieron el alta, su sobrina descubrió que la habían engañado, la habían timado: un grupo de personas le hizo malvender su inmueble en 200.000 dólares, la mitad de su precio, y le sacó 320.000 pesos de las cajas de ahorro y de otras cuentas bancarias.

Por