Lun. Jun 21st, 2021

Juventus y Nápoles se iban a enfrentar este domingo en el que iba a ser el partido de la jornada en la Serie A, pero lamentablemente el coronavirus lo impidió. Tres positivos en el equipo visitante le vetaron el viaje a Turín, a pesar de que contaba con el visto bueno de la competición. No así de la Agencia Sanitaria Local (ASL), la cual ordenó no viajar ante los recientes casos registrados en su grupo, de los jugadores Piotr Zielinski y el macedonio Elijf Elmas, además de un miembro del personal.

Sin embargo, aunque la plantilla visitante se encontraba a más de 700 kilómetros de distancia a la hora del evento, la Juventus continuó con su rutina habitual de los días de partido: jugadores llegando al estadio, anuncio de la alineación, testeo del césped… Todo como si el encuentro se fuera a disputar con absoluta normalidad. <blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”it” dir=”ltr”>L'XI scelto da Mister <a href=”https://twitter.com/Pirlo_official?ref_src=twsrc%5Etfw”>@Pirlo_official</a> per <a href=”https://twitter.com/hashtag/JuveNapoli?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#JuveNapoli</a> <a href=”https://t.co/xm9SM10kH5″>pic.twitter.com/xm9SM10kH5</a></p>&mdash; JuventusFC (@juventusfc) <a href=”https://twitter.com/juventusfc/status/1312813659694026762?ref_src=twsrc%5Etfw”>October 4, 2020</a></blockquote> <script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script>

En esta situación, y una vez confirmada la suspensión del partido, Andrea Agnelli, presidente del Juventus, subrayó que su club “respetó” unas “reglas claras” y reconoció que su homólogo del Nápoles, Aurelio De Laurentiis, le envió un mensaje para pedirle el aplazamiento del partido liguero. “Hemos intercambiado unos mensajes (con De Laurentiis). Él me escribió, yo le dije que el Juventus respeta las reglas vigentes. Él quería aplazar el partido, una petición que puede ser legítima. Pero en todas las industrias hay reglas y hay que respetarlas”, afirmó Agnelli en declaraciones a la televisión “Sky Sport”.

El Nápoles considera que este partido debía ser aplazado pues se le impidió viajar por “causas de fuerza mayor”, pero la Serie A aseguró en un comunicado que “no se dan las condiciones” que justifiquen esta petición. “Los protocolos son muy claros en las situaciones que estamos viviendo y era previsible que esto pasaría, que hubiera un caso de positivo en la plantilla. En este caso se aplica el protocolo de la FIGC, que se refiere a unas medidas del Comité Técnico Científico”, afirmó Agnelli. “En nuestro caso se establece un aislamiento que se acuerda con la ASL, se le indica dónde se aísla a los elementos y esto permite seguir jugando”, agregó.

“Es muy claro, fue un trabajo muy claro realizado por la FIGC con el Ministerio de Sanidad. Es lo que hicimos nosotros ayer (por el sábado). Vimos que teníamos a dos positivos (en el personal), los comunicamos, nos aislamos en una burbuja para estar listos para jugar este partido”, concluyó.

Derrota del Nápoles… y a los tribunales
El desenlace a este tremendo lío tardará en llegar, pues todo parece indicar que el Nápoles recurrirá ante la justicia la decisión tomada. Y es que según se supo ayer, el partido terminará con victoria 3-0 para la Juventus. “Prefiero ganar en el campo siempre”, dijo Agnelli, preguntado sobre si le hubiera gustado jugar este encuentro.

El Nápoles, con el visto bueno de la Serie A para disputar el partido una vez aisló a los positivos, no encontró el permiso del gobierno para viajar, lo que le impidió presentarse en el Juventus Stadium. Es por ello que sorprende que la liga decida castigar a los visitantes con la derrota, pues todo se produjo a instancias de las autoridades sanitarias de la región de la Campania.,
Juventus y Nápoles se iban a enfrentar este domingo en el que iba a ser el partido de la jornada en la Serie A, pero lamentablemente el coronavirus lo impidió. Tres positivos en el equipo visitante le vetaron el viaje a Turín, a pesar de que contaba con el visto bueno de la competición. No así de la Agencia Sanitaria Local (ASL), la cual ordenó no viajar ante los recientes casos registrados en su grupo, de los jugadores Piotr Zielinski y el macedonio Elijf Elmas, además de un miembro del personal.

Sin embargo, aunque la plantilla visitante se encontraba a más de 700 kilómetros de distancia a la hora del evento, la Juventus continuó con su rutina habitual de los días de partido: jugadores llegando al estadio, anuncio de la alineación, testeo del césped… Todo como si el encuentro se fuera a disputar con absoluta normalidad. <blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”it” dir=”ltr”>L'XI scelto da Mister <a href=”https://twitter.com/Pirlo_official?ref_src=twsrc%5Etfw”>@Pirlo_official</a> per <a href=”https://twitter.com/hashtag/JuveNapoli?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#JuveNapoli</a> <a href=”https://t.co/xm9SM10kH5″>pic.twitter.com/xm9SM10kH5</a></p>&mdash; JuventusFC (@juventusfc) <a href=”https://twitter.com/juventusfc/status/1312813659694026762?ref_src=twsrc%5Etfw”>October 4, 2020</a></blockquote> <script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script>

En esta situación, y una vez confirmada la suspensión del partido, Andrea Agnelli, presidente del Juventus, subrayó que su club “respetó” unas “reglas claras” y reconoció que su homólogo del Nápoles, Aurelio De Laurentiis, le envió un mensaje para pedirle el aplazamiento del partido liguero. “Hemos intercambiado unos mensajes (con De Laurentiis). Él me escribió, yo le dije que el Juventus respeta las reglas vigentes. Él quería aplazar el partido, una petición que puede ser legítima. Pero en todas las industrias hay reglas y hay que respetarlas”, afirmó Agnelli en declaraciones a la televisión “Sky Sport”.

El Nápoles considera que este partido debía ser aplazado pues se le impidió viajar por “causas de fuerza mayor”, pero la Serie A aseguró en un comunicado que “no se dan las condiciones” que justifiquen esta petición. “Los protocolos son muy claros en las situaciones que estamos viviendo y era previsible que esto pasaría, que hubiera un caso de positivo en la plantilla. En este caso se aplica el protocolo de la FIGC, que se refiere a unas medidas del Comité Técnico Científico”, afirmó Agnelli. “En nuestro caso se establece un aislamiento que se acuerda con la ASL, se le indica dónde se aísla a los elementos y esto permite seguir jugando”, agregó.

“Es muy claro, fue un trabajo muy claro realizado por la FIGC con el Ministerio de Sanidad. Es lo que hicimos nosotros ayer (por el sábado). Vimos que teníamos a dos positivos (en el personal), los comunicamos, nos aislamos en una burbuja para estar listos para jugar este partido”, concluyó.

Derrota del Nápoles… y a los tribunales
El desenlace a este tremendo lío tardará en llegar, pues todo parece indicar que el Nápoles recurrirá ante la justicia la decisión tomada. Y es que según se supo ayer, el partido terminará con victoria 3-0 para la Juventus. “Prefiero ganar en el campo siempre”, dijo Agnelli, preguntado sobre si le hubiera gustado jugar este encuentro.

El Nápoles, con el visto bueno de la Serie A para disputar el partido una vez aisló a los positivos, no encontró el permiso del gobierno para viajar, lo que le impidió presentarse en el Juventus Stadium. Es por ello que sorprende que la liga decida castigar a los visitantes con la derrota, pues todo se produjo a instancias de las autoridades sanitarias de la región de la Campania.

Por