Sáb. May 8th, 2021

Desde su regreso a la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos no ha presentado ningún síntoma de coronavirus y según su médico, el doctor Sean P. Conley, «sigue estando muy bien». Donald Trump pidió el alta el lunes por la tarde y regresó en helicóptero a su residencia al filo de la noche. Ahora está en régimen de aislamiento en sus dependencias, bajo observación de un equipo de una docena de médicos.

Según ha dicho el doctor Conley en el parte que se ha facilitado a la prensa esta tarde, «esta mañana el equipo de médicos del Presidente se ha reunido con él en su residencia. Tuvo una primera noche de descanso tras su vuelta a casa, y hoy no nos ha informado de síntomas. Los signos vitales tras el reconocimiento físico son estables, con niveles ambulatorios de saturación de oxígeno del 95-97%. En general, sigue estando muy bien».

En su regreso el lunes, el presidente subió las escaleras de la columnata trasera de la Casa Blanca y posó para las fotos mientras partía el helicóptero Marine One. En ese vídeo se le vio dar una bocanada de aire, algo que desató todo tipo de especulaciones en redes sociales sobre los estragos del virus. La Casa Blanca ha querido despejar esas dudas con el último parte médico, que no informa con detalle del tratamiento que recibe el presidente.

En el hospital a Trump se le dio esteroides y cuatro dosis del antiviral remdesivir. Iba a recibir, según dijo el doctor Conley, una quita dosis en la Casa Blanca. El viernes, los médicos le administraron oxígeno dos veces en su residencia, dados sus síntomas de ahogamiento y fatiga, además de fiebre. Por eso tuvo que ser trasladado al hospital militar de Walter Reed, donde apenas estuvo ingresado tres días.

Este martes el presidente no ha tenido agenda pública, ya que guarda aislamiento. Sí que ha compartido abundantes mensajes en la red social Twitter, especialmente uno que ha sido muy polémico sobre cómo la gripe común es más mortífera que el coronavirus.,
Desde su regreso a la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos no ha presentado ningún síntoma de coronavirus y según su médico, el doctor Sean P. Conley, «sigue estando muy bien». Donald Trump pidió el alta el lunes por la tarde y regresó en helicóptero a su residencia al filo de la noche. Ahora está en régimen de aislamiento en sus dependencias, bajo observación de un equipo de una docena de médicos.

Según ha dicho el doctor Conley en el parte que se ha facilitado a la prensa esta tarde, «esta mañana el equipo de médicos del Presidente se ha reunido con él en su residencia. Tuvo una primera noche de descanso tras su vuelta a casa, y hoy no nos ha informado de síntomas. Los signos vitales tras el reconocimiento físico son estables, con niveles ambulatorios de saturación de oxígeno del 95-97%. En general, sigue estando muy bien».

En su regreso el lunes, el presidente subió las escaleras de la columnata trasera de la Casa Blanca y posó para las fotos mientras partía el helicóptero Marine One. En ese vídeo se le vio dar una bocanada de aire, algo que desató todo tipo de especulaciones en redes sociales sobre los estragos del virus. La Casa Blanca ha querido despejar esas dudas con el último parte médico, que no informa con detalle del tratamiento que recibe el presidente.

En el hospital a Trump se le dio esteroides y cuatro dosis del antiviral remdesivir. Iba a recibir, según dijo el doctor Conley, una quita dosis en la Casa Blanca. El viernes, los médicos le administraron oxígeno dos veces en su residencia, dados sus síntomas de ahogamiento y fatiga, además de fiebre. Por eso tuvo que ser trasladado al hospital militar de Walter Reed, donde apenas estuvo ingresado tres días.

Este martes el presidente no ha tenido agenda pública, ya que guarda aislamiento. Sí que ha compartido abundantes mensajes en la red social Twitter, especialmente uno que ha sido muy polémico sobre cómo la gripe común es más mortífera que el coronavirus.

Por