Mié. Mar 3rd, 2021

Al parecer no es la primera vez que sucede, y hoy domingo ha vuelto a ocurrir la agresión a un miembro del personal médico del centro de salud del Polígono de Santa María de Benquerencia de Toledo, que tuvo que ser atendido de hematomas y contracturas producidas por la agresión de un hombre que no es la primera vez que ocasiona altercados en el centro.

En las otras ocasiones, esta persona, de mediana edad, complexión atlética y definida como «muy violento y agresiva», ha realizado amenazas al personal sanitario de tipo verbal. Pero esta vez pasó de las palabras a los hechos y tras llegar a las nueve de la mañana de hoy entabló una discusión con todo el personal, llegando a la agresión física a uno de ellos.

Al parecer, siempre reclama atención de cualquier tipo, pero nunca se queda satisfecho con las explicaciones o peticiones de los sanitariso, por lo que la visita suele acabar en graves amenazas contra ellos. «Entra como quiere y cuando quiere a cualquiera de las salas del centro», asegura a este periódico uno de los trabajadores.

Por otro lado, los sanitarios, ya hastos de esta situación, se quejan de que en el centro no exista seguridad las 24 horas del día, sino que los vigilantes hacen esa labor solo en deterinadas horas de la jornada. Este hecho ha sido puesto en conocimiento de la autoridad sanitaria hace más de un mes, pero por ahora al parecer no se contempla esta posibilidad.,
Al parecer no es la primera vez que sucede, y hoy domingo ha vuelto a ocurrir la agresión a un miembro del personal médico del centro de salud del Polígono de Santa María de Benquerencia de Toledo, que tuvo que ser atendido de hematomas y contracturas producidas por la agresión de un hombre que no es la primera vez que ocasiona altercados en el centro.

En las otras ocasiones, esta persona, de mediana edad, complexión atlética y definida como «muy violento y agresiva», ha realizado amenazas al personal sanitario de tipo verbal. Pero esta vez pasó de las palabras a los hechos y tras llegar a las nueve de la mañana de hoy entabló una discusión con todo el personal, llegando a la agresión física a uno de ellos.

Al parecer, siempre reclama atención de cualquier tipo, pero nunca se queda satisfecho con las explicaciones o peticiones de los sanitariso, por lo que la visita suele acabar en graves amenazas contra ellos. «Entra como quiere y cuando quiere a cualquiera de las salas del centro», asegura a este periódico uno de los trabajadores.

Por otro lado, los sanitarios, ya hastos de esta situación, se quejan de que en el centro no exista seguridad las 24 horas del día, sino que los vigilantes hacen esa labor solo en deterinadas horas de la jornada. Este hecho ha sido puesto en conocimiento de la autoridad sanitaria hace más de un mes, pero por ahora al parecer no se contempla esta posibilidad.

Por