Lun. Ago 2nd, 2021

Una boda en Millinocket, en Maine (Estados Unidos) ha acabado en tragedia a causa de la Covid-19. Tras el incumplimiento de las medidas de higiene durante la celebración, siete personas han muerto y al menos 177 han resultado contagiadas. Los fallecidos no acudieron a la boda, sino que acabaron infectados por personas que sí habían estado presentes.

Según informa «La República», la boda tuvo lugar el 7 de agosto, cuando 65 personas, 15 más de las permitidas, se reunieron en una iglesia baptista. Posteriormente, acudieron a celebrarlo a un albergue en los alrededores de Millinocket, que apenas tiene 4.000 habitantes.

Diez días más tarde, al menos 24 invitados dieron positivo en coronavirus, por lo que las autoridades comenzaron una investigación de la que han informado recientemente. De los siete fallecidos, seis son internos de una residencia de ancianos en las que hay otros 39 casos identificados.

Además, el trabajador de una prisión, que también acudió a la boda, fue el origen de más de 80 casos en el centro penitenciario, ubicado a casi 400 kilometros de Millinocket. Los negocios de esa pequeña localidad de Maine tuvieron que cerrar de manera forzosa y el malestar entre los vecinos con los organizadores de la celebración por no haber cumplido con las medidas de higiene obligatorias es enorme.,
Una boda en Millinocket, en Maine (Estados Unidos) ha acabado en tragedia a causa de la Covid-19. Tras el incumplimiento de las medidas de higiene durante la celebración, siete personas han muerto y al menos 177 han resultado contagiadas. Los fallecidos no acudieron a la boda, sino que acabaron infectados por personas que sí habían estado presentes.

Según informa «La República», la boda tuvo lugar el 7 de agosto, cuando 65 personas, 15 más de las permitidas, se reunieron en una iglesia baptista. Posteriormente, acudieron a celebrarlo a un albergue en los alrededores de Millinocket, que apenas tiene 4.000 habitantes.

Diez días más tarde, al menos 24 invitados dieron positivo en coronavirus, por lo que las autoridades comenzaron una investigación de la que han informado recientemente. De los siete fallecidos, seis son internos de una residencia de ancianos en las que hay otros 39 casos identificados.

Además, el trabajador de una prisión, que también acudió a la boda, fue el origen de más de 80 casos en el centro penitenciario, ubicado a casi 400 kilometros de Millinocket. Los negocios de esa pequeña localidad de Maine tuvieron que cerrar de manera forzosa y el malestar entre los vecinos con los organizadores de la celebración por no haber cumplido con las medidas de higiene obligatorias es enorme.

Por