Dom. Ago 1st, 2021

Una perrita de Brasil se ha vuelto viral en las redes sociales tras subirse al parachoques de una ambulancia. ¿El motivo? El vehículo llevaba a su dueño al hospital y el animal no quería separarse de él.

Los hechos ocurrieron a finales del mes de agosto en la localidad de Uruguaiana, informan varios medios locales. Anderson Fechner Bahi, un vecino de la zona, presenció una enternecedora escena que podría haber derretido hasta al más frío de los corazones.

El sonido de una ambulancia alertó a los residentes de que algo no marchaba bien en aquella calurosa noche brasileña. Un hombre, que paseaba con su perro, se había desmayado mientras caminaba.

Tras recibir el aviso, los paramédicos se desplazaron hasta el lugar y subieron al varón al vehículo para trasladarlo al hospital. Su perrita, que no se había separado de él, no quiso abandonar a su dueño y se subió al parachoques trasero.

Por suerte, tal y como muestran las distintas imágenes subidas por Fechner en redes sociales, los sanitarios
se percataron de este hecho y abrieron las puertas para que la mascota pudiera ir junto al hombre.

El can esperó a su dueño en la puerta del hospital
Pero esta genuina manifestación de devoción no acabó ahí. Una vez en el hospital, el varón fue llevado en silla de ruedas al interior del edificio y la perrita, que no podía pasar, se sentó a esperarlo a las puertas del hospital.

No pasó mucho tiempo ahí. María Lúcia Muniz, una rescatista de animales de la zona, se enteró de su situación y se ofreció para darle un hogar por esa noche.

Afortunadamente, la espera del animal no fue larga y su dueño salió 45 minutos más tarde. Ya recuperado, tomó en brazos a su fiel can y ambos fueron recogidos por unos familiares.

Casos como este demuestran que cuando se dice que el perro es el mejor amigo del hombre no es un simple decir.,
Una perrita de Brasil se ha vuelto viral en las redes sociales tras subirse al parachoques de una ambulancia. ¿El motivo? El vehículo llevaba a su dueño al hospital y el animal no quería separarse de él.

Los hechos ocurrieron a finales del mes de agosto en la localidad de Uruguaiana, informan varios medios locales. Anderson Fechner Bahi, un vecino de la zona, presenció una enternecedora escena que podría haber derretido hasta al más frío de los corazones.

El sonido de una ambulancia alertó a los residentes de que algo no marchaba bien en aquella calurosa noche brasileña. Un hombre, que paseaba con su perro, se había desmayado mientras caminaba.

Tras recibir el aviso, los paramédicos se desplazaron hasta el lugar y subieron al varón al vehículo para trasladarlo al hospital. Su perrita, que no se había separado de él, no quiso abandonar a su dueño y se subió al parachoques trasero.

Por suerte, tal y como muestran las distintas imágenes subidas por Fechner en redes sociales, los sanitarios
se percataron de este hecho y abrieron las puertas para que la mascota pudiera ir junto al hombre.

El can esperó a su dueño en la puerta del hospital
Pero esta genuina manifestación de devoción no acabó ahí. Una vez en el hospital, el varón fue llevado en silla de ruedas al interior del edificio y la perrita, que no podía pasar, se sentó a esperarlo a las puertas del hospital.

No pasó mucho tiempo ahí. María Lúcia Muniz, una rescatista de animales de la zona, se enteró de su situación y se ofreció para darle un hogar por esa noche.

Afortunadamente, la espera del animal no fue larga y su dueño salió 45 minutos más tarde. Ya recuperado, tomó en brazos a su fiel can y ambos fueron recogidos por unos familiares.

Casos como este demuestran que cuando se dice que el perro es el mejor amigo del hombre no es un simple decir.

Por