Dom. Ago 1st, 2021

Desde la invención de los radares, la tecnología de camuflaje pasa por engañar a estos detectores para no ser interceptados. Pero la absorción de radiaciones electromagnéticas también tiene aplicaciones interesantes fuera del ámbito militar.,

Durante la primera Guerra Mundial, la dificultad de camuflar los barcos en un entorno tan complejo como el mar abierto se hizo patente, especialmente para el ejército británico, que llegó a sufrir una media de 23 hundimientos semanales durante este periodo. Debido a esta situación, en 1917 se creó un nuevo tipo de camuflaje, al que llamaron estilo Dazzle, que en realidad, más que camuflar, lo que hacía era confundir con su estrambótico diseño de rayas y colores.

Seguir leyendo

Por