Jue. Jun 24th, 2021

Los grupos criminales abusan de plataformas digitales para vender productos falsos, pero sus tácticas les delatan: el dominio, las fotos empleadas o el país donde se aloja la web pueden indicar que estamos ante un fraude,

La semana pasada, Europol anunció los avances de una operación policial a escala europea que culminó con el decomiso de 27 millones de mascarillas, entre otros artículos. La intervención comenzó en Internet: fuerzas de seguridad de 21 países siguieron la pista de ventas online de una larga lista de productos falsificados hasta almacenes, tiendas y mercados de Bélgica, Chipre, Grecia, Irlanda, Portugal, Rumanía y España. Y del mundo real, vuelta al digital: se cerraron 123 perfiles en redes sociales y 36 páginas web dedicadas a la venta de falsificaciones.

Seguir leyendo

Por